montalcini-ilustration-bysilvianieto
Silvia Nieto

Silvia Nieto

Ilustraciones para el corazón

Rita Levi Montalcini

y el factor de crecimiento

 

Nacimiento de una genia

Una de las cosas que más me fascina saber sobre estas mujeres son sus inicios, como empezaron, como se desencadenó todo. Me sorprende como muchas de ellas vienen de orígenes humildes. A veces pienso que si no hubiesen pasado por todos esos obstáculos no hubieran conseguido llegar a ser personas tan importantes.

Rita Levi-Montalcini nació en Turín (Italia) en 1909  y aunque formaba parte de una familia judía acomodada y culta (su padre era matemático e ingeniero y su madre pintora) en esa época los hombres eran considerados los cabeza de familia, mientras que las mujeres quedaban relegadas a ser esposas, madres y amas de casa.

De hecho, cuando a sus 20 años Montalcini expresó su deseo de ir a la universidad y estudiar medicina,  su padre tuvo miedo que eso afectara a su rol principal como esposa e hija. Hay que decir que afortunadamente, así fue. Ella nunca se casó ni tuvo hijos ni le interesaba tener.

Cambio de rol

Finalmente, su padre le permitió estudiar. Lo cual me hace pensar ¿Y si hubiese dicho que no? ¿Qué hubiese hecho Rita? Yo creo que hubiese encontrado la manera de conseguir ser médico igualmente.

Aunque Rita abandonó sus estudios tres años antes de decidir que quería ser médico,  sólo tardó 8 meses en acabar el curso de acceso a la universidad. En 1930 empezó a estudiar en la escuela de medicina de Turín. En la universidad su tutor, Giuseppe Levi enciende su interés en el desarrollo del sistema nervioso. Después de graduarse summa cum laude M.D. en 1936 permanece en la Universidad como asistente de su tutor.

Hasta que en 1938 Mussolini crea el Manifiesto de la raza donde beta a todos los judíos de acceder a estudios y a tener carreras profesionales.

boceto-montalcini-bysilvianieto

Segunda Guerra Mundial

¿Qué haces cuando te cortan toda posibilidad de ejercer tu pasión y estás en plena Segunda Guerra Mundial? Te montas un laboratorio clandestino en tu casa. Inspirada por un artículo de Viktor Hamburger sobre desarrollo neuronal en los embriones de los pollos, Rita analiza diferentes embriones siguiendo la teoría de Hamburger.

Cuando en 1943 los alemanes invaden Italia, su familia se refugia en Florencia bajo nombres falsos y protegidos por amigos no judíos. Sobreviviendo así al Holocausto. Su familia vuelve a Turín en 1945.

Nuevas oportunidades en América

Un año después Viktor Hamburger, que había leído las investigaciones de la Montalcini, le concede un puesto de investigación en la Universidad de Washington en St. Louis. La residencia duraba 6 meses…Rita Levi paso sus siguientes 30 años allí.

De hecho, fue allí donde en 1952 hizo su trabajo más importante: aislando el factor de crecimiento nervioso por el que acabaría recibiendo, junto a Stanley Cohen, el premio Nobel de Medicina. Su trabajo con Cohen sirvió para descubrir que las células sólo comienzan a reproducirse cuando reciben la orden de hacerlo, orden que es trasmitida por unas sustancias llamadas factores de crecimiento.

Una líder nata

En 1956 compaginó sus investigaciones con ser profesora (profesión que ejerció hasta su jubilación en 1977).

Durante su vida profesional creo diferentes laboratorios, presidió diferentes Centros de investigación y hasta se metió en política. Pero no quiero aburrirte con detalles. Para eso ya tenemos Wikipedia 😀

Rita Levi Montalcini murió en su casa en  2012, a los 103 años de edad.

Si has llegado hasta aquí, cuéntame ¿Qué te ha parecido esta gran mujer?

 

«No temas a las dificultades: lo mejor surge de ellas.»

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

4 comentarios en “Rita Levi Montalcini”

  1. «Las células sólo comienzan a reproducirse cuando reciben la orden de hacerlo, orden que es trasmitida por unas sustancias llamadas factores de crecimiento.»Para llegar a esa conclusión se ha de estudiar/investigar mucho…otra vez más queda muy claro que las mujeres nada tienen que envidiar al genero masculino.Desconocía por completo a esta Señora…y pienso como tu …seguramente habría pasado por encima de la autoridad paternal para lograr sus objetivos.
    Gran post!

Deja un comentario

HTML Editor - Full Version

Responsable: Silvia Nieto Giménez Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar los comentarios Legitimación: Consentimiento del Interesado. Destinatarios: hosting de Webempresa (ver política de privacidad), ubicado dentro de la UE. Derechos: podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos escribiéndome a info@bysilvianieto.com, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control.Para más información, consulta mi política de privacidad.