Corita Kent

Corita-Kent-illustration-bysilvianieto

Artista y activista social

Hacía tiempo que no publicaba una mujer de la serie #mujeresquehicieronhistoria. Me da la sensación que este tipo de post no te llaman la atención. Así que lo dejé pasar y me centré en crear estampados que te podía regalar. Pero esta mujer lleva meses “persiguiéndome” y tiene ganas de que hablen de ella.
 

Orígenes

Frances Elizabeth Kent (más conocida como Hermana Mary Corita Kent) nació en noviembre de 1918 en el seno de una familia católica, pobre de clase obrera. Y fue una artista pop, activista social, profesora de arte y monja radical.

En una entrevista  Corita cuenta cómo cree que su padre hubiese sido poeta y su madre pintora si no hubiesen tenido que hacerse cargo de 6 hijos. Pero era lo que las buenas familias católicas hacían en esa época: El padre mantenía a la familia y las mujeres se hacían cargo de los hijos.

Siendo parte de una familia con tan poco recursos las posibilidades de acceder a un futuro mejor eran escasas. Así que, cuando Corita Kent, con 18 años decide meterse a monja y formar parte de la congregación de las hermanas del Inmaculado Corazón de Maria su familia le apoya. Además dos de sus hermanos ya habían elegido el mismo camino.
 

Educación

A partir de entonces es conocida como hermana Mary Corita.

Nada más entrar en la congregación el lado artista de Corita fue más que evidente. Las mismas monjas le dijeron que tenía que formarse en el ámbito artístico. Así es como Corita pudo sacar su licenciatura y más tarde, un Master en Historia del Arte gracias a que ahora la iglesia pagaba toda su formación.

En 1947 Corita Kent empieza como profesora de arte en la misma facultad que formaba parte de la congregación: Immaculate Heart College hasta llegar a ser directora del departamento de arte en 1964. Sus clases eran la meca de prominentes artistas e inventores de su época tales como Alfred Hitchcock, John Cage, Saul Bass, Buckminster Fuller y Charles & Ray Eames.
 

Algunas reglas para estudiantes y profesores de Corita Kent

Corita Kent creo estas normas para sus clases en 1967. Éstas se popularizaron gracias a John Cage y yo, personalmente creo, que sirven como filosofía de vida.
Las puedes encontrar en el libro de Corita Kent Learning by Heart: Teachings to Free the Creative Spirit

       

      REGLA 1: Encuentra un lugar en el que confíes y luego trata de confiar en él por un tiempo.

      REGLA 2: Obligaciones generales de un estudiante: Saca todo de tu maestro; saca todo de tus compañeros de estudios.

      REGLA 3: Obligaciones generales de un maestro: Saca todo de tus estudiantes.

      REGLA 4: Considera todo un experimento.

      REGLA 5: Sé disciplinado: esto significa encontrar a alguien sabio o inteligente y elegir seguirlo. Ser disciplinado es seguir de buena manera. Ser auto disciplinado es seguir de una manera mejor.

      REGLA 6: Nada es un error. No hay victoria ni fallo, solo hacer.

      REGLA 7: La única regla es el trabajo. Si trabajas llegarás a algo. Son las personas que hacen todo el trabajo constantemente quienes finalmente consiguen las cosas.

      REGLA 8: No trates de crear y analizar al mismo tiempo. Son procesos diferentes.

      REGLA 9: Sé feliz siempre que puedas. Disfruta de ti mismo. Es más fácil de lo que piensas.

      REGLA 10: Estamos rompiendo todas las reglas. Incluso nuestras propias reglas. ¿Y cómo lo hacemos? Dejando mucho espacio para la incertidumbre.

      SUGERENCIAS EXTRA
      : Siempre estar alrededor. Ven o ve a todo. Ve siempre a clases. Lee todo lo que caiga en tus manos. Mira películas atentamente, a menudo. Guárdalo todo. Podría ser útil al final.
       

     

    Su evolución artística

    En 1951, poco después de acabar su master, se hizo un kit serigráfico casero y aprendió a utilizarlo por ella misma. Corita Kent quería que su arte fuera asequible y fácil de reproducir. La serigrafía cumplía con esos requisitos.

    Sus primeros trabajos fueron figurativos pero recibió muchas críticas por parte de la iglesia y es así como paso a explorar más el arte pop en sus trabajos.

    Para Corita era importante hacer arte que pudiese llegar a la gente. Así que utilizada el lenguaje de la cultura popular para ser entendida. Por ejemplo, utilizaba iconos de la vida moderna y le daba una simbología religiosa: los aviones eran los ángeles  de la guarda, wonder bread (marca americana de pan de molde) la hostia consagrada etc.

    Corita-Kent-art

    1968 fue una época de mucho tumulto con la muerte de Martin Luther King y Robert Kennedy. En entonces cuando hace la mayoría de sus obras activistas anti guerra.
     

    Sister Corita decide dejar de ser monja

    Piensa que Corita Kent, además de producir su arte, daba clases en la facultad de la congregación.

    Al mismo tiempo su fama como artista iba en aumento hasta tal punto que en 1966 Los Angeles Times nombra a Corita una de las nueve mujeres del año y en 1967 sale en la portada de Navidad del Newsweek Magazine.

    Todo este combo le pasó factura, empezó a padecer insomnio y acabó agotada. Es aquí cuando decide darse un año sabático después del cual decide colgar sus hábitos.

    Estamos en 1968, Corita Kent tiene 50 años y por primera vez en su vida, vive sola y volcada a tiempo completo a su obra artística.

    Ella no sólo hacia cosas personales, también trabajaba para grandes empresas. Por ejemplo el diseño que hizo para el tanque de gas de la compañía de Gas de Boston se convirtió en en la obra de arte con derechos de autor más grande del mundo.
     

    Corita y el cáncer

    En 1974 es diagnosticada con cáncer. Se cura pero en 1986 le vuelven a encontrar cáncer y muere en septiembre de ese mismo año.

    Corita Kent deja toda su obra no vendida y sus derechos de autora a la congregación de la que formó parte la mayoría de su vida. Y las monjas usaron el dinero para crear el Corita Art Center donde se encuentran la mayoría de sus obras.

    Corita Kent se mantuvo activa como activista social hasta el final de sus días.

    Y si has llegado hasta aquí, déjame preguntarte. ¿Qué piensas de las reglas de Corita Kent? ¿Las aplicarías en tu día a día? ¿Se las enseñarías a tus hijos?
     

    Nada es un error. No hay victoria ni fallo. Sólo hacer.

Teresa Wilms Montt

teresa-wilms-ilustracion-bysilvianieto

 

Infancia

Si ser mujer hoy en día no es fácil, imagínate serlo en 1893.

En teoría Teresa y sus hermanas lo tenían mejor al haber nacido parte de una familia aristócrata chilena…pero no fue así.

Déjame que te ponga un poco en contexto. En 1893 daba igual si eras rica o pobre, la mujer tenía una sola función en esa sociedad: casarse y procrear.

Aunque vivía en el lujo, con la mejor educación que se le podía dar a una mujer en esos tiempos (clases de idioma, canto, piano etc.) ya desde bien pequeña Teresa deja claro su rechazo absoluto al papel que le imponen tener.

Ella sentía pasión por leer los clásicos de la literatura y escribe en su diario todas sus frustraciones y sueños. Se cuenta una anécdota donde su madre le prohíbe leer, le quita el libro de las manos y lo destroza. Supongo que una mujer con cierta cultura era bueno para el matrimonio pero demasiada, era peligroso.
 

Matrimonio

Su padre le adoraba hasta tal punto que, a falta de tener hijos varones, le llamaba “mi Tereso”. La relación con su madre, en cambio, era insoportable. La única forma de escapar de ese infierno era a través del matrimonio.

Así que cuando Teresa Wilms conoce a Gustavo Balmaceda Valdés (funcionario del Servicio de Impuestos del Estado) en una fiesta celebrada en su casa el verano de 1910 se sella su destino.

Teresa Wilms Montt con diecisiete años de edad y contra la voluntad de sus padres, se casa con él.  A la ceremonia no asisten los padres de Teresa Wilms que le vetan la entrada a la casa de su infancia a causa de este matrimonio.

De esta relación nacerán dos hijas: Elisa y Sylvia.
 

Teresa Wilms y la escritura

Entre 1911 y 1914  l matrimonio se traslada a diversas ciudades. Durante estos años Teresa Wilms se enfoca de lleno en la escritura de sus diarios íntimos y hace amistad con influyentes artistas e intelectuales, como el poeta Víctor Domingo Silva. Durante su permanencia en Iquique dio a conocer sus escritos por primera vez en forma pública, bajo el seudónimo de «Tebac», y se adhirió a los ideales feministas y anarquistas.

Al principio de su relación viven una vida de enamorados y feliz pero muy pronto, a causa de los celos y maltrato de Gustavo y las ansias intelectuales no comprendidas por él, su relación va en declive.

Su marido le era infiel de forma sistemática pero cuando Gustavo descubre en octubre del 1915 que Teresa le engaña con su primo Vicente, enloquece y decide encerrarla en un convento de clausura situado en Santiago de Chile.

No sé tú, pero yo necesito parar un momento a reflexionar. ¿En qué mundo y con qué derecho los esposos pueden encarcelar a sus mujeres? Me parece estar leyendo una novela. En fin, sigamos…
 

Teresa clausurada en un convento

Mientras está recluida en el convento intenta gestionar su divorcio pero al igual que con sus intentos de ver a sus hijas, no lo consigue.

Lo único que le consuela es escribir. Los diarios de esta etapa están dedicados casi por completo al primo de Gustavo (su amante)

Después de ocho meses y un intento de suicidio huye del convento disfrazada de viuda gracias a la ayuda del poeta Vicente Huidobro, que estaba enamorado de ella.
 

Buenos Aires y el resurgir de Teresa

En junio de 1916 los nuevos amantes desembarcan en Buenos Aires.

3 meses después el poeta regresará a Chile para volver con su esposa. Teresa, en cambio, nunca más volverá a su tierra natal.

En Buenos Aires Teresa Wilms florece como escritora. Colabora en la revista Nosotros y en 1917 publica sus dos primeros libros: Inquietudes sentimentales, conjunto de cincuenta poemas con rasgos surrealistas y Los tres cantos, trabajo sobre el erotismo y la espiritualidad. Las dos obras fueron muy bien recibidas por los críticos.

Por fin era la mujer libre que siempre había deseado ser. Teresa se mezcla con los intelectuales de la época y tiene numerosos amantes. Uno de ellos queda tan locamente enamorado de ella que cuando ella rechaza casarse con él, se corta las venas delante de ella. A este pobre hombre le dedica su libro Anuarí.

Ante el shock vivido por la muerte trágica del amante Teresa embarca hacia Nueva York con intención de trabajar como enfermera de la Cruz Roja pero la confunden con una espía alemana y no le dejan entrar en el país. Allí es cuando decide viajar a España.
 

Madrid, París y el suicidio de Teresa Wilms

A comienzos de 1918 se instala en Madrid y entre tertulias y cafés literarios, se reencuentra con Vicente Huidobro y hace amistad con escritores, dramaturgos y pintores españoles.

Desde Madrid, Teresa se movió con frecuencia. Visitó Granada, Córdoba, Sevilla, Londres… En su época dorada como escritora donde publica varios libros más.

Pero la Wilms siempre vivió con el dolor de vivir separada de sus hijas. Así que, cuando se entera que sus hijas van a pasar una temporada en París a cargo de sus suegros, no se lo piensa dos veces: Se traslada a París y, durante un año, ve a sus hijas a escondidas de sus suegros.

Cuando en octubre de 1921 sus suegros deciden volver a Chile con las niñas, Teresa queda destrozada.

Ya no volverá a ser la misma. Deja de escribir, se droga con opio, morfina y sedantes y se recluye del mundo exterior. Hasta que el 21 de diciembre de 1921 toma una dosis mortal de Veronal. La portera del edificio la encuentra al otro día en la cama, inconsciente, y la lleva de urgencia al hospital. Dos días después muere Teresa Wilms Montt a los 28 años de edad.
 

«Soy Teresa Wilms Montt y aunque nací cien años antes que tú, mi vida no fue tan distinta a la tuya. Yo también tuve el privilegio de ser mujer. Es difícil ser mujer en este mundo. Tú lo sabes mejor que nadie. Viví intensamente cada respiro y cada instante de mi vida. Destilé mujer. Trataron de reprimirme, pero no pudieron conmigo»

Y si has llegado hasta aquí me gustaría preguntarte ¿Qué te remueve por dentro saber sobre la vida de Teresa Wilms? ¿Sientes como ella que otros (o quizás tu misma) ponen freno a ser quién realmente eres?

P.D: Quería agradecer a Tatiana Moneta y a su amigo por descubrirme a Teresa Wilms. Si tú también conoces a una mujer que quisieras que ilustrara me encantará que me lo cuentes aquí abajo en comentarios 🙂

 

Maria Montessori

ilustracion-maria-montessori-bysilvianieto-ig

Y la revolución del sistema educativo

 

Orígenes de Maria Montessori

Maria Montessori nació en 1870 en Ancona (Italia). Su madre, Ronaldo, era una mujer liberal de gran inteligencia que provenía de una familia burguesa. Ella instauró la creencia en Maria de que una mujer puede y debe forjar su propio destino.

Alessando, el padre de Maria, era bastante más conservador que su mujer. Luchó como oficial en las batallas para la independencia de Italia y era ahora ministro de gobierno de la recién creada Nación de Italia.

En 1875 la familia Montessori se mudó a la capital donde Maria empezó a ir a la escuela.
 

Montessori y su primer contacto con la educación

La mayoría de escuelas de Roma eran sucias y ofrecían un modo bastante anodino de aprender. Los profesores soltaban su sermón en frente de la clase mientras los niños permanecían sentados en sus pupitres.

De las chicas italianas se esperaba que aprendieran habilidades domésticas con la finalidad de convertirse en buenas esposas y madres. Pero Maria era una jovencita tenaz y segura de sí misma con gran interés por la ciencia y las matemáticas. Estaba claro que tenía pensado un futuro bien diferente al que le inculcaban a las mujeres de esa época.

A sus 13 años Maria insistió en ir a la escuela técnica. Escuela donde enseñaban ciencia y estaba reservada normalmente para varones. Por aquel entonces Maria quería ser ingeniera. Montessori fue una de las dos únicas niñas que formaron parte de esa clase.

Su padre estaba en contra que su hija estudiara ciencia. Quería que Maria fuera maestra. Irónicamente la Montessori de aquel entonces siempre le respondía: “Cualquier cosa antes de ser profesora” Esta fue la primera de miles de discrepancias que tendría con su padre.
 

Obstáculos que tuvo Montessori en la universidad por ser mujer

Con 20 años Maria entra en la universidad de Roma para estudiar Medicina. Ya era difícil para una mujer ir a la universidad pero además elegir Medicina era el sumun de lo raro.

Una mujer médico era vista como indigno…casi perverso. Maria estaba a punto de entrar en territorio hostil para las mujeres. Había profesores en la universidad que decían que las mujeres tenían el cerebro más pequeño que los hombres y que por esa razón, les era imposible estudiar. Era mejor para ellas estar en casa. Montessori demostró con creces que eso era totalmente falso.

Maria tenía que ser acompañada a sus clases por ser mujer. Su padre, a pesar de sus reservas, lo hizo ya que era totalmente inapropiado para una mujer caminar sola por la calle.

Tampoco tenía permitido entrar en el aula antes que todos sus compañeros varones hubiesen ocupado sus puestos. Además ellos se encargaban de mostrar su desprecio por la impertinencia de esa mujer de querer estudiar Medicina. Para ellos Maria estaba desacreditando la práctica de la Medicina. Por eso se negaban a hablar con ella, se burlaban y se las ingeniaban para que Montessori tuviese que sentarse atrás de la clase y dificultarle la visión. ¿Estás flipando tanto como yo?

Pero eso no es todo. Estaba fuera de lugar que una mujer estuviera con sus compañeros en el aula de disección. Así que la pobre Maria tenía que hacer sus prácticas después de clase por su cuenta en la morgue.

En 1896 Maria se convirtió en la primera mujer doctorada en Medicina de su universidad y una de las primeras mujeres médicas de Italia.

Poco después sería autora de una investigación médica, un médico con su propio consultorio y asistente del hospital de San Giovanni.
 
boceto-maria-montessori-bysilvianieto-ig
 

Montessori y los derechos de las mujeres

Uno de los intereses de Maria Montessori eran los derechos de las mujeres. En Europa las mujeres tenían prohibido votar o ser dueñas de una propiedad. Eso desencadenó un movimiento que desafiaba la autoridad de los hombres y las mujeres pedían ser escuchadas.

Fue así como se crearon diferentes congresos europeos al respecto donde mujeres pioneras eran invitadas a hablar. Entre ellas una jovencísima Montessori de 26 años. En cuanto Maria se dio cuenta que tenía cierta influencia, trabajó en favor de la mujer. Así es como se convirtió en vicepresidenta del sufragio femenino.

Maria se había convertido en profesora en la universidad de Roma y creo controversia por enseñar salud sexual a las mujeres así como exigiendo el derecho de las mujeres trabajadoras al mismo salario que los hombres.
 

Montessori y su primer contacto con los niños

En la universidad también trabajaba en la clínica psiquiátrica. Parte de su trabajo era visitar manicomios donde había niños con problemas de aprendizaje llamados “niños idiotas”. Las condiciones en las que vivían estos niños eran deplorables. Con una total falta de afecto y estimulación, estaban condenados a una vida de miseria.

Maria se quedó horrorizada por las condiciones en las que vivían y sintió que tenía que hacer algo al respecto. Estaba convencida que esos niños tenían potencial esperando ser liberado. Así es como María decidió tener una reunión con el director de una nueva escuela especialmente creada para educar niños con problemas mentales.

Giuseppe Montesano (que es como se llamaba el joven director) y Montessori buscaron la manera de poder cambiar la vida de esos niños. Maria leyó todo lo que le caía en sus manos y contactó a tantas personas como pudo que trabajasen con niños con necesidades especiales y en educación. Quería averiguar cuál era la última corriente de pensamiento en cómo ayudar a este tipo de niños.

Montessori y Montesano se pasaban todo el día observando e interactuando con los niños. Ofreciéndoles materiales básicos para que jugara. Encargaba a carpinteros a hacer objetos para intentar atraer los sentidos de los niños. Para ver si, dándoles muchos inputs sensoriales ella podía cambiar las maneras en que sus mentes trabajaban o al menos ayudarles a que funcionaran mejor.

Los resultados de esta nueva forma de proceder no se hicieron esperar. Montessori empezó a ver que no todos los niños estaban al nivel al que se suponían que estaban según los doctores. De hecho, estaban subiendo de nivel. Para demostrarlo apunto a algunos de ellos a los exámenes estatales de estado italiano sin indicar que eran niños del psiquiátrico. En contra de todas las expectativas, algunos de esos niños pasaron los exámenes con notas más altas que la media nacional.

Pero Montessori en vez de estar maravillada con sus logros, se quedó en shock: Si los niños con limitaciones mentales podían conseguir esos resultados ¿Qué narices estaba pasando con la educación de los niños con todas sus facultades?

En 1901, con 30 años, toma la decisión de dejar la escuela y volcar toda su atención a la educación de todos los niños italianos.
 

Montessori y su hijo ilegítimo

De forma paralela, su vida personal también sufrió un gran cambio. En secreto Montessori y Montesano eran amantes. Como resultado, se quedó embarazada. A principios del siglo XX si te casabas ya no podías seguir trabajando (algo impensable para ella). Y ser madre soltera hubiese sido un escándalo público. Por eso, cuando su hijo Mario nació, tomo la difícil decisión de no criarlo ella y lo envió con una parte de su familia que vivía en el campo.

Esta mujer que tanto amaba y respetaba a los niños tuvo que ser una madre distante para su propio hijo. Visitándolo periódicamente pero sin nunca revelar que era su madre.

Montessori y Montesano hicieron la promesa de nunca casarse con nadie pero en 1901 él se casa con otra mujer. En parte por el dolor de esta traición, Montessori decide dejar su trabajo en la escuela y volver a estudiar otra vez. Esta vez Antropología y Psicología.
 

Montessori y el nacimiento de un nuevo método de educación

En 1906, en San Lorenzo (una zona precaria de Roma) entra en curso un proyecto social para rehabilitar las casas para los pobres. Pero los niños que eran demasiado jóvenes para ir a la escuela no tenían donde ir. Así es como parte de este proyecto, Montessori crea la Casa dei Bambini. Lugar donde ella supervisa a estos niños.

Allí aplicó las misas teorías que había usado con los niños del psiquiátrico y que había profundizado y mejorado gracias a sus últimos estudios.

Hasta ese momento la gente pensaba en los niños como recipientes vacíos que debían ser llenados de conocimiento. Pero Montessori observó que los niños aprenden de una manera bien diferente: los niños llegan al conocimiento explorando.

Maria creía que, si se le das la oportunidad, un niño enfoca su atención en el trabajo antes que en la holgazanería. Lo que Maria Montessori observó en el proyecto de San Lorenzo se convirtió en las bases del método Montessori. Un método totalmente diferente al que había en las escuelas italianas de la época. Sólo este método ya da para un post aparte. Que si os interesa haré.

La Casa dei Bambini fue todo un éxito. Todos querían ver con sus propios ojos el milagro de este nuevo método.

En 1909 Maria publica su famoso libro El método Montessori y crea un centro para formar en el método a profesores.

Maria se convirtió en una figura importante en la sociedad italiana y a partir de ese momento dedicó toda su vida a enseñar su método viajando por todo el mundo.

Fue incluso nominada al Premio Nobel de la Paz en 1949, 50 y 51.

Maria muere a la edad de 81 años en 1952.

Si has llegado hasta aquí, te felicito y te pregunto: ¿Qué te ha removido a ti saber sobre esta mujer?



El texto de este post es en parte una transcripción del especial sobre Maria Montessori de la serie Mujeres Extraordinarias de la BBC. Documental que te recomiendo mucho ver.

«Nadie puede ser libre a menos que sea independiente; por lo tanto, las primeras manifestaciones activas de libertad individual del niño deben ser guiadas de tal manera que a través de esa actividad el niño pueda estar en condiciones para llegar a la independencia»

Retrato: Mi proceso paso a paso

retrato-paso-a-paso-mae-jemison-ilustracion-bysilvianieto

 
Esta semana te quiero enseñar el proceso que sigo para hacer retratos paso a paso. Mi forma de trabajar o de procesar la información en un principio parece caótica. Otras veces,  sin mucho sentido para nadie que no sea yo. Pero, a pesar todo, siempre hay unos puntos en común que se repiten cada vez que hago retratos. Hoy voy a centrarme en esta última parte.
 

Documentación

Este retrato de Mae Jemison forma parte de la serie mujeres que hicieron historia. El primer paso para mi es buscar fotografías de la persona que quiero ilustrar porque, aunque es importante saber dibujar sin basarse completamente en una fotografía, también lo es captar los rasgos físicos que hacen de Mae diferente al resto del mundo.
documentacion-proceso-trabajo-bysilvianieto
 

Boceto

Una vez elegida la imagen en la que me basaré para hacer la ilustración el siguiente paso es hacer el boceto a lápiz.
boceto-mae-jemison-bysilvianieto
Personalmente me gusta utilizar primero un lápiz rojo para dibujar de forma más fluida y una vez tengo encajado el dibujo utilizo un lápiz de grafito para acabar de corregir proporciones y añadir detalles.
 

Pintando con Acrílico*

El siguiente paso es transferir el boceto a un papel con un gramaje adecuado para trabajar con pintura acrílica.

Como una imagen vale más que mil palabras aquí os dejo la explicación visual de como capa a capa el retrato va cogiendo forma. Debo decir que aunque utilice acrílicos, los uso con tanta agua que es casi como si utilizara acuarelas

proceso-retrato-capa1-acrilico-bysilvianieto
Primera capa: Acrílico

 

Lápices de colores y lápiz de grafito

Para acabar la pintura utilizo lápices de colores para acentuar algunas partes del rostro y grafito en todo el contorno del retrato.

proceso-retrato-capa2-lapices-bysilvianieto
Capa 2: Lápices de colores, Capa 3: Grafito

 

Creando el estampado

Para el estampado me basé en la nave espacial Endeavour en la que viajó Mae Jemison en 1992.

En la imagen de abajo puedes ver como primero hice el boceto de la nave, después lo digitalicé y simplifiqué y por último, con ayuda de Photoshop, creé la repetición.

proceso-retrato-creacion-estampado-bysilvianieto
Creación del estampado

 

Digitalización

Ahora sólo escanear la pintura, agregarle el estampado con Photoshop y hacer pequeños ajustes de brillo y contraste. La ilustración está terminada.

mae-jemison-ilustracion-bysilvianieto

Si quieres ver mi post anterior sobre Mae Jemison clica aquí.

¿Qué te ha parecido el post de esta semana? ¿Te ha gustado ver mi proceso de trabajo?

*Cuando hice estas fotos no sabía que al final te las iba a enseñar. Si te  parece interesante y queréis ver más post como este, prometo hacer fotos con más calidad.